Las lenguas minoritarias y amenazadas en la web

Por Marie Lebert, 3 de julio de 2019.

EL LIBRO EN LOS COMMUNITY TEXTS DEL INTERNET ARCHIVE
[Versión francesa]
[Versión inglesa]


Las lenguas minoritarias en la web

Guy Antoine, un informático haitiano-americano que vive en New Jersey, crea el sitio web Windows on Haiti en abril de 1998 para promover el criollo haitiano, una lengua hablada en Haití, en la República Dominicana, en los Estados Unidos, en Canadá y en otros países.

Guy Antoine explica en junio de 2001 en una entrevista por correo electrónico: “¿Qué son los haitianos sin el kreyól (criollo haitiano), una lengua que se desarrolló y que permitió unir entre ellas varias tribus africanas desplazadas a Haití durante el período de la esclavitud? Esta lengua representa de manera palpable la unión de nuestro pueblo. Sin embargo, es sobre todo una lengua hablada y no escrita. En mi opinión, la web va a cambiar este estado de hechos más que ningún otro medio tradicional de difusión de una lengua. Mi sitio web quiere por una parte ser una gran fuente de información sobre la cultura haitiana, y por otra parte oponerse a imágenes continuamente negativas que los medios de comunicación tradicionales dan de Haití. Deseo también insistir en la diversidad de la cultura haitiana en los temas tales como el arte, la historia, la cocina, la música, la literatura y las memorias de la vida tradicional. En resumen, el sitio abre nuevas ‘ventanas’ sobre la cultura de Haití.”

“En mi sitio web, la lengua principal es el inglés, pero se encuentran también muchos documentos en kreyól. Propongo también documentos sobre Haití en francés y en el antiguo criollo colonial, y estoy preparado para publicar otros documentos en español y en otras lenguas. No propongo traducciones, pero el multilingüismo es efectivo sobre este sitio, y pienso que se convertirá cada vez más en la norma sobre la web. Nuestro sitio propone dos foros exclusivamente en kreyól. El primer foro reúne las discusiones generales sobre todo tipo de temas, aunque en realidad estas se centran principalmente en los problemas socio-políticos que sufre Haití. El segundo foro está reservado únicamente a los debates sobre las normas de escritura del kreyól. Estos debates son bien movidos, y participan en ellos expertos lingüísticos. El carácter excepcional de estos foros es que no son académicos.”

Kevin Scannell, informático y profesor en la Universidad de San Luis (Missouri, Estados Unidos), crea en marzo de 2011 el sitio web Indigenous Tweets (Tweets indígenas) en su tiempo libre para hacer un recuento de los tuits en lenguas minoritarias y autóctonas, y reforzar la presencia en línea de sus comunidades lingüísticas. Para encontrar estas lenguas en Twitter, concibe y parametriza An Crúbadán, un software estadístico rastreador de la web. Indigenous Tweets comienza con 35 lenguas y llega a 71 lenguas tres semanas más tarde, a 144 lenguas en marzo de 2013 y a 184 lenguas en octubre de 2017.

La página principal de Indigenous Tweets tiene una lista con las lenguas minoritarias y autóctonas activas en Twitter. Se busca la lengua que le interesa, hace clic en donde corresponde y es redirigido hacia una página nueva que entrega un listado con los usuarios de Twitter en esta lengua (500 usuarios como máximo), con estadísticas para cada lengua: cantidad de tuits, cantidad de suscriptores, porcentaje de tuits en dicha lengua (algunos tuitean en una lengua minoritaria y una lengua global) y fecha del tuit más reciente. Muchos proyectos comunes comienzan con un contacto entre dos personas en Twitter.

Kevin Scannell explica en marzo de 2011 en su blog que el objetivo de Indigenous Tweets es ayudar a crear comunidades lingüísticas a través de Twitter, y permitir a las personas que hablan lenguas minoritarias o autóctonas encontrarse más fácilmente en el vasto océano del inglés, del francés, del español y de las otras lenguas globales que dominan Twitter. Las principales lenguas minoritarias son el criollo haitiano, el vasco y el irlandés. Pero, según Kevin Scannell, incluso los hablantes del vasco y del irlandés, que tienen comunidades en línea muy activas, se sorprendieron al ver la cantidad de personas que tuitean en esas lenguas.

Kevin Scannell crea un segundo sitio web, Indigenous Blogs (Blogs indígenas), en septiembre de 2011, esta vez para hacer el listado de blogs escritos en lenguas minoritarias y autóctonas, siempre con el objetivo de tener una plataforma para que las personas que hablan una misma lengua se conozcan y se pongan en contacto. Empieza con los blogs de Blogspot (donde también aloja el suyo), WordPress y Tumblr. La presentación de Indigenous Blogs es similar a la de Indigenous Tweets, con una página principal que ofrece el listado de 50 lenguas en septiembre de 2011, 74 lenguas en marzo de 2013 y 85 lenguas en octubre de 2017.

Cada vez más grupos lingüísticos se fijan en la web, convertida en una herramienta importante para la revitalización de las lenguas. Miles de personas bloguean en su lengua nativa y la utiliza asimismo en redes sociales (Facebook, Twitter y otros). Las redes sociales han permitido a comunidades a veces dispersas estrechar lazos y utilizar su lengua en la red de manera natural. Las redes sociales también llegan a los jóvenes, el grupo demográfico al que hay que llegar prioritariamente para revitalizar una lengua, ya que una lengua amenazada es casi siempre una lengua hablada sólo por los mayores. Mientras más jóvenes hablen y escriban una lengua amenazada, menos posibilidades tiene de desaparecer.


Las lenguas amenazadas en la web

La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) publica en 2010 su “Atlas interactivo para las lenguas en peligro” en tres idiomas (inglés, español, francés). La versión web gratis es el complemento de la 3a edición impresa (2010) de pago. Los dos primeras ediciones impresas (1996 y 2001) no tienen una versión web.

El atlas interactivo cuenta con 2.473 lenguas en junio de 2011 y con 2.464 lenguas en octubre de 2017, con un buscador multicriterio (país o área, nombre de la lengua, número de locutores, vitalidad de la lengua, código ISO 639-3). Los nombres de las lenguas tienen transcripciones al inglés, al francés y al español, así como sus nombres alternativos (variantes de pronunciación, dialectos o nombres en alfabetos no romanos).

Según el “Informe de la UNESCO sobre la vitalidad y el peligro de extinción de las lenguas”, un informe en línea en el sitio web del atlas, una lengua puede tener seis niveles de vitalidad: a salvo, vulnerable, en peligro, seriamente en peligro, en situación crítica, y extinta. (1) “A salvo” significa que todas las generaciones hablan la lengua y que su transmisión de una generación a otra es continua; el atlas no incluye estas lenguas. (2) “Vulnerable” significa que la mayoría de los niños habla la lengua, pero que su uso puede estar restringido a determinados ámbitos, por ejemplo al hogar familiar. (3) “En peligro” significa que los niños ya no aprenden la lengua en sus familias como lengua materna. (4) “Seriamente en peligro” significa que los abuelos y las personas de las viejas generaciones hablan la lengua pero que los miembros de la generación parental, si bien pueden comprenderla, no la hablan entre sí, ni tampoco con sus hijos. (5) “En situación crítica” significa que los únicos hablantes son los abuelos y las personas de las viejas generaciones, que usan la lengua de manera parcial y con escasa frecuencia. (6) “Extinta” significa que no quedan hablantes; el atlas contiene las lenguas extintas desde los años 1950.

¿Cuándo está una lengua en peligro de extinción? Según el sitio web del atlas: “Una lengua corre el peligro de desaparecer cuando sus hablantes dejan de utilizarla, cuando van restringiendo su uso a ámbitos cada vez más reducidos, cuando recurren cada vez menos a sus registros y estilos idiomáticos o cuando dejan de transmitirla a la generación siguiente. Un solo factor no es determinante para afirmar que una lengua se halla en peligro de desaparición.” Nueve factores deben considerarse en su conjunto: (1) la transmisión de la lengua de una generación a otra; (2) el número absoluto de sus hablantes; (3) la proporción de sus hablantes con respecto a la población total; (4) los cambios en los ámbitos de utilización de la lengua; (5) la capacidad de reacción de la lengua ante los nuevos ámbitos de actividad y los medios; (6) la disponibilidad de material destinado a la alfabetización en la lengua y la enseñanza de esta; (7) la actitud ante la lengua y la política lingüística de las autoridades gubernamentales y las instituciones, incluyendo para su reconocimiento oficial y su uso oficial; (8) la actitud de los miembros de la comunidad de hablantes hacia su propia lengua; y (9) la cantidad y calidad de documentos disponibles en esta lengua.

¿Qué determina la desaparición de una lengua? “Una lengua desaparece cuando se extinguen sus hablantes, o cuando estos dejan de utilizarla para expresarse en otra lengua que, con frecuencia, está más extendida y es hablada por un grupo preponderante. La supervivencia de una lengua puede verse amenazada por factores externos, como por ejemplo con una dominación de índole militar, económica, religiosa, cultural o educativa; y también por factores internos, como por ejemplo por la actitud de rechazo de una comunidad hacia su propia lengua. Hoy en día, el aumento de los fenómenos migratorios y la celeridad de la urbanización suelen acarrear una desaparición de los modos de vida tradicionales, así como una fuerte presión para hablar la lengua predominante que es necesaria —o se percibe como tal— para participar plenamente en la vida de la sociedad y progresar en el plano económico.”

Por ejemplo, el atlas de la UNESCO clasifica el gaélico como una lengua “en grave peligro”. Según el censo de 2011, menos de 60.000 personas hablan gaélico, un poco más del 1% de la población de Escocia, y 92.000 personas lo entienden. Son cifras son muy inferiores a las del censo de 1901, donde había 200.000 personas que hablaban el gaélico, 4,5% de la población de Escocia.

Este no fue siempre el caso. Durante muchos siglos, toda la gente habla gaélico en Escocia e Irlanda y los académicos difunden sus libros en gaélico. A lo largo de los siglos, el inglés se convierte poco a poco en la lengua dominante, incluyendo en las islas occidentales escocesas, a pesar de la presencia del gaélico escocés como primera lengua comunitaria. La cultura gaélica renace a comienzos del siglo XIX en forma de poesía, prosa y música. Entre las dos guerras mundiales, la radio difunde las noticias en gaélico y se enseña esta lengua en el colegio. Se publican ahora más novelas en gaélico que en ningún otro momento. Radio nan Gàidheal transmite en gaélico desde los años 1980, y la cadena de televisión ALBA desde 2000. Estas dos también se encuentran en la web, lo que aumenta su audiencia.

Opera es el primer navegador con una interfaz en gaélico (en 2001), seguido por Firefox (Mozilla) y Google Chrome, gracias al trabajo de Michael Bauer, traductor independiente, en su tiempo libre, con la ayuda de su colega GunChleoc (“una mujer” en gaélico). Son también los autores de las versiones gaélicas de Thunderbird (servicio de mensajería de Mozilla), Lightning (calendario de Mozilla), OpenOffice, LibreOffice, así como las versiones gaélicas del VLC media player, del juego Freeciv (la versión con código abierto de Civilisation) y de Accentuate.us (un software que permite insertar automáticamente los acentos). Michael Bauer es el autor (junto a Kevin Scannell) del corrector ortográfico An Dearbhair Beag.

Wikipedia tiene su versión gaélica, Uicipeid. El gaélico escocés posee tres diccionarios en línea. El primer diccionario es Stòr-dàta, una lista de palabras administrada por el Instituto Sabhal Mòr Ostaig en la isla de Skye en Escocia. El segundo diccionario es el Dwelly, el famoso diccionario gaélico de 1911, que es para el gaélico lo mismo que el Oxford English Dictionary para el inglés. La versión digitalizada le tomó diez años de trabajo a Michel Bauer, con la ayuda de su colega Will Robertson. El tercer diccionario es el Am Faclair Beag, que significa “pequeño diccionario” pero que es en realidad uno grande que reúne el Dwelly de 1911 y datos más modernos, siempre gracias al paciente trabajo de Michael Bauer y Will Robertson.

Y no faltan los proyectos. Según Michael Bauer, entrevistado en octubre de 2015, un archivo en línea sería muy útil para todos los proyectos de localización, con una memoria de traducción común, lo que evitaría tener que volver a traducir indefinidamente los mismos términos y segmentos de frases. Si las traducciones de software pudiesen ser hechas a través de este archivo en línea, por ejemplo un tipo de meta-Pootle (una plataforma para traducciones colectivas en línea), todo el mundo se beneficiaría, no solo el gaélico sino el conjunto de lenguas minoritarias y autóctonas.

El uso de las tecnologías es importante para la revitalización de las lenguas. En el International Dictionary Day (Día Internacional del Diccionario) del 16 de octubre de 2015, se anuncia la publicación gratis en la web de quince diccionarios sudafricanos en lenguas autóctonas, nuevos o revisados, con trece diccionarios en línea el 30 de noviembre de 2015 y dos diccionarios en línea a comienzos de 2016. Muchas lenguas autóctonas necesitan diccionarios, gramáticas y glosarios. Algunas lenguas incluso necesitan tecnologías básicas como la configuración del teclado o el corrector ortográfico.


Gracias a Alicia Simmross por la revisión de esta página web. Todos los errores que quedan son míos.


Copyright © 2017-19 Marie Lebert
Licencia CC BY-NC-SA version 4.0

Written by marielebert

2017-10-24 at 16:34

Posted in Uncategorized